Sí se puede! solo debes elegir el vestuario correcto, conociendo algunos trucos de imagen y escoger estratégicamente ciertas combinaciones para verte más estilizada.

Elige las telas adecuadas

Existen géneros “planos” que no agregan volumen, tales como el algodón, la seda, el denim, jeans oscuro y la gabardina. Las mezclas con un toque de spandex también te ayudarán a lograr el mismo efecto.

 

Focaliza la atención en el cuello y escote

Al exponer el área de triángulo invertido entre el mentón y el pecho, crearás la ilusión de un talle superior más largo y delgado, al tiempo que desviarás la atención de la sección media. Además, un escote en “V” ancho ayuda a conseguir un mejor balance visual con caderas y muslos.

Tacos, plataformas inclinadas o flats en punta

El cásico stiletto (en punta, con taco delgado y empeine expuesto) elongará automáticamente tus piernas y puede combinarse con jeans, pantalones, faldas y vestidos. Si te rehúsas a usar tacos o no puedes caminar con ellos, una buena alternativa son flats que terminen en punta, con una apertura desde la porción más ancha del pie, por sobre la base de los dedos.

 

Zapatos nude

En invierno usa panties y zapatos negros, y en verano opta por calzado en tonos nude.

Monocromía

Vestir de un solo color crea una línea vertical homogénea, promoviendo una figura estilizada. Esto también lo puedes conseguir de una manera menos evidente, vistiendo en la familia de los colores y/o combinación de colores correctos.

 

 

 

Colores opacos, fríos y neutros

Siempre escuchamos que el negro quita kilos de encima, pero también puedes usar azul marino o la paleta de grises para lograr el mismo efecto. Al contrario, colores claros como el blanco, beige y rosado te harán ver con mayor volumen.

 

 

 

Ocupa el color de manera estratégica

Disimula tus “áreas problema” con colores oscuros y destaca lo que quieres mostrar con colores más claros o brillantes.

 

Líneas verticales

Los estampados de rayas verticales generan una ilusión óptica de líneas alargadas, ayudando a que te veas más alta y más delgada. Aunque, un error común es escoger prendas de líneas muy gruesas (como unos jeans que estuvieron de moda hace algunos años). Prefiere las rayas delgadas en que predomine el color más oscuro.

 

Pantalones de tiro alto

Es cierto que los pantalones a la cintura tienen mala fama, pero cuando se utilizan de forma correcta, estilizan la figura y disminuyen la cintura. Estos deben ser rectos o anchos en la basta y siempre sin pinzas ni bolsillos, ya que estos aumentan el volumen en el área del abdomen. ¡Mis favoritos son los palazzos, pero siempre cuidado con la tela, que tenga mucho peso y caída!

 

Pantalones o jeans, sencillos

Sin aberturas, ni rotos, ni con aplicaciones porque dan mucho volumen al contorno. Ojalá bien simples en confección y mejor aún si son corte Boot cut, flares, o palazzo.

 

Blazer largo

Este es un clásico error de oficinistas! Con frecuencia veo que muchas mujeres de contextura gruesa usan blazers hasta las caderas. Esto automáticamente dirige la atención a los muslos y caderas, haciéndolas ver más voluminosas. En cambio, una chaqueta de buen corte y confección, en tonos oscuros, que llegue a la altura de los muslos, disimulará las curvas y alargará la figura, sobre todo si esta se utiliza abierta y con un top con escote en V.

 

Agrega un cinturón en la cintura

Una manera simple y rápida de enfatizar la cintura y de dar forma y estructura a la silueta en general. Lo puedes usar sobre blusas, vestidos e incluso blazers y abrigos.

 

 

Comentarios

comentarios